Webinar sobre “Fiscalidad en España en tiempos de COVID-19: Oportunidades y retos”

El 22 de julio, la Cámara Oficial de Comercio de España en Bélgica y Luxemburgo organizó un webinar sobre “Fiscalidad en España en tiempos de COVID-19: Oportunidades y retos”, en colaboración con su empresa asociada Garrigues. El webinar se desarrolló en el marco del Spanish Financial Forum, una Comisión de Trabajo de la Cámara focalizada en el sector financiero en Luxemburgo.

Durante el webinar los ponentes, Pablo Torrano, Albert Collado y Nuria Cabré, tres socios del departamento tributario de Garrigues en Barcelona, presentaron las distintas opciones mediante las que se podrían compensar fiscalmente las pérdidas generadas por la crisis derivada de la Covid-19, así como las operaciones que podrían plantearse aprovechando la bajada de valoración de los activos.

Por otra parte, se comentaron los cambios fiscales implementados en España en los últimos meses, así como las perspectivas de posibles nuevas medidas que podrían ser adoptadas en un futuro.

Para finalizar, tuvo lugar una ronda de preguntas y respuestas en la que los participantes pudieron plantear sus dudas a los ponentes.  Así pues, se trataron temas diversos como la competitividad del régimen fiscal español a la hora de atraer nuevos residentes o el abanico de posibilidades que se plantean a la hora de realizar una donación.

Desde la Cámara Oficial de Comercio de España en Bélgica y Luxemburgo, agradecemos a los ponentes su presentación, y a nuestra empresa socia Garrigues por su colaboración en la organización del webinar.
En colaboración con:

Oportunidades Comerciales en Bélgica y Luxemburgo tras el COVID-19

El COVID-19 ha tenido un impacto dispar en Bélgica y Luxemburgo marcado por un confinamiento laxo y una apuesta decidida de las instituciones por apoyar a sus empresas y proteger el empleo. Esta crisis sanitaria ha sido sin duda un factor disruptivo muy relevante que ha puesto de manifiesto determinadas tendencias previas en ambos mercados. Es por ello que, pese a la limitada incertidumbre, numerosas ventanas de oportunidad parecen ir tomando forma en Bélgica y Luxemburgo en los próximos meses lo que hace de estos países un destino muy interesante para las estrategias de internacionalización de las empresas españolas.

En este contexto, la Cámara ha desarrollado una serie de colaboraciones con diversas cámaras territoriales españolas para presentar los mercados belga y luxemburgués a las empresas españolas. En particular se realizaron presentaciones para la Cámara de Comercio de Pontevedra, Vigo y Villagarcía de Arousa, Madrid Network y las Cámaras de Comercio de Zaragoza y de Mallorca. A lo largo de estos webinarios se presentaron los principales sectores de interés en cada país y se dieron una serie de recomendaciones a las compañías interesadas en internacionalizar su producto o servicio.

La internacionalización de las empresas será pieza clave para la supervivencia de las mismas en la situación post-Covid.

Durante los meses de septiembre y octubre, la Cámara tiene previsto nuevas presentaciones.

Estas son las fechas:

  • En colaboración con la Cámara de Comercio de Huelva, 15 de septiembre a las 12:00
  • En colaboración con la Cámara de Gran Canarias, 17 de septiembre a las 11:00
  • En colaboración con las Cámaras de Avilés, Gijón y Oviedo, 30 de septiembre a las 11:00
  • En colaboración con la Cámara de Comercio de Huesca, 01 de octubre a las 9:00.
  • En colaboración con la Cámara de La Rioja, 06 de octubre a las 9:30.

Webinar sobre “El Impacto del Covid-19 en la Industria Inmobiliaria Española y en el valor de los activos”

El día 8 de julio la Cámara Oficial de Comercio de España en Bélgica y Luxemburgo, organizó un webinar sobre “El Impacto del Covid-19 en la Industria Inmobiliaria Española y en el valor de los activos”, en colaboración con Gesvalt.

El evento se organizó en el marco del Spanish Financial Forum (SFF), una Comisión de Trabajo a través de la cual la Cámara aspira a crear en Luxemburgo un espacio de opinión y debate sobre asuntos económicos y financieros donde los socios puedan compartir experiencias, establecer colaboraciones e intercambiar información sobre tendencias del sector.

El vicepresidente de la Cámara y Presidente del SFF, Jose Luis Rodriguez Alvarez, destacó la trayectoria profesional de la ponente y agradeció su participación.

Sandra Daza, Directora General de Gesvalt, realizó una presentación sobre los efectos del Covid-19 en el sector de real estate en España, y las tendencias que se puede esperar. En su exposición profundizó sobre qué valores han sido más o menos afectados, el estado del sector hotelero, cómo evolucionará la demanda dentro del sector inmobiliario, qué cambios podemos esperar en el precio de los activos, qué pasará con los precios con la vuelta a la normalidad y en consecuencia de todo esto, las posibles oportunidades de negocio.

En el turno de preguntas, los participantes pudieron exponer sus comentarios y preguntas sobre numerosas cuestiones de interés. Así pues, se trataron temas diversos como la situación de los activos inmobiliarios vacacionales situados en la costa ante la bajada del turismo o qué consecuencias tendrá para el sector minorista el incremento de transacciones eCom que vivimos en la actualidad.

En colaboración con:

 

Extensión del acuerdo con Bélgica sobre la afiliación a la seguridad social de los trabajadores transfronterizos respecto al teletrabajo hasta el 31 de agosto de 2020

Desde el comienzo de la pandemia del COVID-19 en Luxemburgo, muchas compañías han implementado medidas para aumentar el uso del teletrabajo. Sin embargo, trabajar desde el hogar de los trabajadores fronterizos puede tener consecuencias para su afiliación a la seguridad social en virtud de las disposiciones de la legislación europea sobre la coordinación de los sistemas de seguridad social de los Estados miembros.

Romain Schneider, Ministro de Seguridad Social, por lo tanto, desde el comienzo de la crisis, se contactó con sus homólogos belgas, alemanes y franceses para encontrar un acuerdo para evitar un cambio de afiliación si se superaba un cierto umbral (25% según la regulación europea) para los trabajadores y empleados que podrían verse afectados. Tras estos contactos, se decidió que, en vista de la situación excepcional actual, los días de teletrabajo vinculados a la crisis del COVID-19 no se tendrían en cuenta para la determinación de la legislación de la seguridad social aplicable a los trabajadores en cuestión, y por lo tanto no tendría influencia en su afiliación a la seguridad social.

Este acuerdo acaba de extenderse con Bélgica hasta el 31 de agosto de 2020. Con respecto a Francia y Alemania, pronto debería llegar una respuesta oficial.

Romain Schneider señala: «La extensión de este acuerdo es un fuerte gesto de solidaridad de nuestros países vecinos. El teletrabajo es una herramienta importante en la lucha contra la propagación del COVID-19, por lo que las empresas y los empleados deben poder continuar sin sufrir ninguna consecuencia indeseable. Estoy seguro de que Francia y Alemania también apoyarán este enfoque al extender el acuerdo que hemos tenido hasta ahora«.

 

Comunicado del Ministerio de Seguridad Social

 

Fuente: Gouvernement.lu

Lunch&learn: Cómo atraer talento a través de programas de movilidad

El pasado 29 de junio, la Cámara, en colaboración con la Incubadora de la Ciudad de Luxemburgo, organizó una sesión informativa sobre programas de movilidad para PYMES y Startups.

La sesión se dividió en reuniones individuales con cada una de las empresas interesadas para responder a sus preguntas sobre los distintos requisitos de participación en cada uno de los programas gestionados por la Cámara:

  • Erasmus para Jóvenes Emprendedores, un programa de intercambio transfronterizo que da la a oportunidad a nuevos emprendedores de trabajar con empresarios experimentados que dirigen pequeñas empresas en otros países de la UE.
  • El Plan de Movilidad PICE, un programa creado por la Cámara de Comercio de España y cofinanciado por el Fondo Social Europeo, cuyo objetivo principal es ofrecer oportunidades de desarrollo personal y profesional a los jóvenes que participan en el programa y, al mismo tiempo, mejorar la productividad de las empresas colaboradoras.

Para más información sobre nuestros programas de movilidad, póngase en contacto con nosotros info@e-camara.com

Acuerdo entre los interlocutores sociales sobre las condiciones para conceder el desempleo parcial en el marco de la salida del estado de crisis

Bajo la presidencia conjunta de Dan Kersch, Ministro de Trabajo, Empleo y Economía Social Solidaria, y Franz Fayot, Ministro de Economía, los interlocutores sociales representados por un lado por la Presidenta del OGBL Nora Back y el Presidente de LCGB, Patrick Dury, y, por otro lado, el Presidente de UEL, Nicolas Buck, acordaron en una reunión el pasado 9 de junio las nuevas modalidades para otorgar el desempleo parcial a empresas afectadas por la crisis del COVID-19.

Con el fin del estado de crisis, los procedimientos de emergencia establecidos para ayudar a las empresas a través de un mecanismo especial de desempleo parcial por «fuerza mayor COVID-19» expirarán. En la reunión se acordó que las empresas afectadas por la crisis de salud deberían seguir recibiendo apoyo a través del desempleo parcial, preservando la mayor cantidad de empleos posible.

Teniendo en cuenta que un buen número de empresas continuará sufriendo los efectos negativos de la crisis de salud más allá del final del estado de crisis, ya se ha decidido continuar apoyándolas con el instrumento de desempleo parcial hasta el final del año en curso.

Para tener en cuenta el hecho de que ciertos sectores se han visto más gravemente afectados y retrasarán el regreso al mismo nivel de actividad que antes de la crisis de salud o no lo lograrán en un futuro cercano, fueron acordadas cuatro formas posibles de poder beneficiarse del desempleo parcial:

 

  1. Las empresas industriales continuarán beneficiándose del esquema cíclico de desempleo de corta duración para poder reaccionar ante las perturbaciones en los mercados internacionales. Al aplicar el sistema de desempleo parcial de fuentes cíclicas, las empresas industriales se comprometen a no despedir trabajadores por razones económicas.
  2. Los interlocutores sociales han reconocido la situación particularmente difícil de las empresas en sectores vulnerables que siguen estando fuertemente afectadas por la crisis del COVID-19. Por lo tanto, las empresas de los sectores de hostelería, turismo y eventos podrán beneficiarse del acceso rápido al desempleo parcial de una fuente estructural, sin limitar el número de empleados que tendrán derecho a él. En caso de necesidad, estas empresas podrán recurrir a despidos económicos dentro del límite máximo del 25% de sus empleados hasta el 31 de diciembre de 2020. Los interlocutores sociales han insistido explícitamente en el hecho de que las disposiciones de jurisdicción general previstas por el Código del Trabajo relativas en particular al despido colectivo siguen siendo plenamente aplicables. Los interlocutores sociales han acordado que, en caso de un retorno a una mejora de la actividad, las empresas que han llevado a cabo despidos deben, en caso de contratación posterior de personal, volver a contratar con prioridad a sus antiguos empleados despedidos.
  3. Las empresas afectadas por la crisis de salud, además de las empresas industriales y las de sectores vulnerables, también pueden recurrir al trabajo a corto plazo desde fuentes estructurales por la ruta acelerada proporcionada, sin embargo, sin despedir a los trabajadores. Esta medida tiene como objetivo preservar los trabajos en las empresas involucradas lo mejor posible. En este caso, sin embargo, el número de empleados cubiertos por desempleo parcial no puede exceder el 25% en los meses de julio y agosto, el 20% en septiembre y octubre y el 15% en noviembre y diciembre. En este contexto, se entiende por empleado cada empleado que ha sido declarado parcialmente desempleado durante el mes actual, independientemente de la cantidad de horas de desempleo parcial.
  4. Finalmente, las demandas de las compañías en sectores vulnerables que despiden a más del 25% de sus trabajadores, así como las de todas las otras compañías que desean hacer despidos, deberán presentar una solicitud «tradicional» de desempleo parcial.

 

De hecho, se acordó en estas situaciones que la admisión al régimen de desempleo parcial solo se podía otorgar si las empresas procedían al establecimiento de planes de reestructuración. Estos planes se establecerán en forma de un plan de recuperación en el caso de pequeñas empresas de menos de quince personas, respectivamente, y en forma de un plan de retención de empleo de acuerdo con las disposiciones del Artículo L. 513 -1 y siguientes del Código del Trabajo para empresas que emplean a más de quince empleados.

Los interlocutores sociales expresaron su voluntad de negociar en la medida de lo posible los planes sectoriales de retención de empleo para poder utilizar el instrumento de préstamo laboral temporal.

Todas estas propuestas de desempleo parcial fueron aprobadas por el Gobierno en el Consejo.

El Comité Económico también se reserva el derecho de dar aviso negativo a las solicitudes de compañías que claramente no se ven afectadas en absoluto o solo ligeramente por la crisis de salud.

La secretaría del Comité Económico está en proceso de implementar, en colaboración con los servicios del Centro Estatal de Tecnología de la Información (CTIE) y ADEM, aplicaciones informáticas para enviar solicitudes como se describe arriba electrónicamente a través de la plataforma myGuichet.lu.

La información precisa para las delegaciones de empresas, personal y empleados se preparará rápidamente y se pondrá a disposición en el sitio web Guichet.lu.

 

Comunicado por el Ministerio de Economía / Ministerio de Trabajo, Empleo y Economía Social y Solidaria

 

Fuente: Gouvernement.lu

Más de 4 millones para ayudar al sector cultural luxemburgués

Para hacer frente a la crisis provocada por la pandemia del Covid-19, el Ministerio de Cultura ha elaborado un plan de recuperación para el sector cultural. Se asignarán más de cuatro millones para revivir los diferentes sectores culturales afectados por la crisis.

La crisis del Covid-19 no fue inocua para el sector cultural. Aunque el sector ha sido muy importante en los hogares durante el confinamiento y ha ayudado a muchas personas a superar este difícil hito leyendo, viendo películas o participando en iniciativas digitales, instituciones culturales y artísticas. El sector sin  embargo vive a día de hoy en una situación precaria, incluso difícil.

Es por eso por lo que el Ministerio de Cultura ha propuesto un nuevo plan de recuperación para el sector que complementa la ayuda excepcional ya asignada hasta ahora. Los detalles fueron publicados el miércoles.

 

Un inventario sin gloria

En total, más de cien exposiciones cerradas, más de mil conciertos, festivales y otros eventos cancelados o pospuestos, y más de un millón de espectadores que tuvieron que renunciar a su entrada.

«Estamos atravesando un período difícil, con consecuencias a largo plazo«, dijo Sam Tanson (Déi Gréng), Ministro de Cultura. “El impacto financiero también es muy significativo y las infraestructuras culturales muestran una pérdida del 15 al 30% de sus ingresos, lo que está relacionado con la venta de entradas o la restauración. Esta pérdida puede poner en peligro los ingresos de artistas independientes e intermitentes del espectáculo. Además, el Ministerio de Cultura intervino desde el principio para apoyar al sector, primero otorgando subsidios a proyectos que podrían llevarse a cabo en tiempos de crisis, luego modificando la ley relativa a las medidas sociales para los trabajadores de entretenimiento intermitente y artistas profesionales para apoyar mejor a los creativos en tiempos de crisis «.

Porque no debemos olvidar que la cultura es un sector económico real que da empleo a más de 12,000 personas, lo que representa el 5.3% de los empleos en Luxemburgo. Un sector que cuenta en el equilibrio económico general, pero que también es precario, porque una quinta parte de estos empleos son autónomos y, por lo tanto, se encuentran en una situación de gran fragilidad económica. El 20 de mayo, se decidió que estas ayudas se extenderían hasta el 30 de junio, aumentando así la dotación reservada para artistas y trabajadores intermitentes a 1.2 millones en 2020.

Desde el 11 de mayo, las bibliotecas y museos pueden reabrir, y desde el 29 de mayo, se podrán abrir salas como teatros, cines, centros culturales y salas de conciertos.

Sin embargo, estos lugares deberán respetar las condiciones sanitarias generales, lo que no deja de plantear muchas preocupaciones: el uso de mascarillas obligatorias en los lugares de circulación, sentarse respetando la distancia física, distancia también impuesta para los altavoces en el escenario, etc.

«Cada tres semanas, la situación será revaluada, pero en este momento aún no sabemos cuándo podemos reanudar las actividades como las conocemos«, dijo el Ministro de Cultura. Es por eso por lo que el Ministerio de Cultura está proporcionando un nuevo conjunto de fondos para mitigar los efectos de la crisis, prevenir la precariedad excesiva de los trabajadores culturales, absorber los daños colaterales en los sectores vecinos y permitir que las estructuras se adapten a nuevas medidas para atraer nuevamente a su audiencia.

 

Nueva ayuda para un mejor apoyo

En este contexto, las estructuras y asociaciones culturales pueden presentar una solicitud de compensación para las pérdidas financieras relacionadas con la cancelación o el aplazamiento de un evento, o el cierre de la institución cultural. 1,5 millones están reservados para estas asignaciones.

Los anexos del castillo de Bourglinster ya albergaban un programa de residencia de artistas. Esto se reforzará con una misión de tres años para un colectivo de artistas financiados hasta 100.000 € durante dos años y que se encargarán de la gestión y animación del lugar. El principio de la residencia también se valorará en las instituciones culturales que pueden alojar a un artista durante al menos 6 meses. Para ello, se beneficiarán de ayudas que van desde 15,000€ a 30,000€, por un total de 150,000€ reservado para esta acción.

El ministerio también está aumentando su dotación para la adquisición de obras de arte en 150,000€ que pueden utilizarse para comprar obras de galerías.

Con respecto a la música, se reservan 50,000€ para realizar ocho nuevos musicalesEl teatro se beneficiará de 100.000€ que se utilizarán para escribir obras dramáticas que luego se deben producir en el escenario. La misma cantidad se asigna a la búsqueda de nuevas formas de entretenimiento que satisfagan mejor las limitaciones de las condiciones sanitarias impuestas por el Covid-19.

Finalmente, dos presupuestos muy grandes, cada uno de un millón de euros, están dirigidos, por un lado, a apoyar a los museos regionales para el desarrollo y la mejora de su oferta, y por otro lado a sitios culturales con vocación turística. Detrás de estas dos últimas ayudas, existe un sincero deseo de desarrollar estas estructuras consideradas aún subexplotadas y de enriquecer no solo la oferta cultural, sino también de reforzar la atracción turística en todo el territorio del país. Lo suficiente como para contribuir a largo plazo al «Vakanz Doheem«.

 

Fuente: Paperjam.lu

Un plan de recuperación y un «nuevo comienzo» para el país

El ministro de Finanzas, Pierre Gramegna (DP), acompañado por los viceprimeros ministros François Bausch (Déi Gréng) y Dan Kersch (LSAP), detallaron las nuevas medidas de ayuda decididas por el gobierno el miércoles 20 de mayo. De nuevo un programa muy ambicioso.

Se ha pasado a una nueva etapa y eso requiere un cambio de escenario. El de la sala de conferencias de prensa del Centro de Convenciones Europeo en Luxemburgo, donde destaca un mapa de Luxemburgo y, sobre todo, un eslogan: «Neistart Lëtzebuerg» (un nuevo comienzo para Luxemburgo). Con tres prioridades aún más señaladas: calidad de vida, solidaridad y estabilidad.

 

La falta de crecimiento requiere acción

Gracias a que las buenas cifras de las autoridades sanitarias lo permiten, un nuevo comienzo se inicia después de una dura fase de confinamiento, que puso severamente a prueba a los hogares y las empresas del país. El miércoles 20 de mayo el Consejo de Gobierno decidió nuevas ayudas, las cuales el Primer Ministro Xavier Bettel, ya la había anunciado en gran medida. Y que complementa a las otras mediddas adoptadas en las últimas semanas. El Ministro de Finanzas Pierre Gramegna (DP), acompañado por los viceprimeros ministros Dan Kersch (LSAP) y François Bausch (Déi Gréng), dio los detalles.

En primer lugar, recordó a través de un análisis macroeconómico que, en el contexto de la recuperación, “Luxemburgo está mejor ubicado que los demás. Especialmente porque sus finanzas públicas son saludables. Tenemos más margen de maniobra”. El centro financiero, el cual «representa el 30% de la riqueza del país«, permaneció activo.

Esto también ofrece una fuerza de ataque importante: esta nueva ayuda, estimada entre 700 y 800 millones de euros, combinada con las anteriores, representa el 5,5% del PIB nacional, o 3.000 millones de euros. Bélgica y Francia solo hicieron un esfuerzo al 2% y Alemania al 4.6%. «No tendremos crecimiento durante dos años, por lo que debemos actuar«, insiste Pierre Gramegna. Esto está fortaleciendo la liquidez de los hogares y la economía.

También se hizo un llamamiento para que todos participen: que las personas paguen sus facturas, negocios, IVA u otros impuestos, por ejemplo, «para generar un círculo virtuoso«.

 

Fondo de recuperación y ayuda a tanto alzado

Mientras que el Ministro de Turismo Lex Delles (DP) detallará la ayuda dedicada a este sector el viernes, el Ministro de Hacienda regresó por primera vez al fondo de recuperación y solidaridad hacia las empresas. Irá dirigida a las empresas más afectadas (en el sector de la restauración, el turismo, el fitness, los eventos, etc.) que aún no han tenido autorización para reabrir el 20 de mayo. Tendrán que demostrar una pérdida de facturación de al menos un 25% en junio de 2020 en comparación con junio de 2019. La ayuda será de 1.250 euros por empleado empleado, 250 euros por empleado temporalmente desempleado, con límites máximos: Máximo 10.000 euros al mes para empresas con menos de 10 empleados, 50.000 euros al mes para empresas con menos de 50 empleados y 100.000 euros al mes para empresas con más de 50 empleados. Esta asistencia estará disponible a partir del 1 de julio por un período de seis meses.

Se otorgará otra ayuda en forma de suma global a las empresas minoristas y de cuidado personal: 1,000 euros por empleado en junio, 750 euros en julio y 500 euros en agosto, hasta un límite de 50,000 euros por mes. Esta medida se limita a las PYME.

Como ya se anunció, será posible una exención de impuestos del doble de la reducción otorgada a un inquilino en arrendamientos comerciales, hasta un máximo de 15,000 euros. Los aumentos de alquileres en arrendamientos privados se congelarán hasta fin de año.

El viernes, el Ministro de Economía Franz Fayot (LSAP) dará detalles «sobre otras medidas«, dijo Pierre Gramegna: ayuda especial para aumentar la eficiencia energética de las empresas, ampliación de los anticipos reembolsables previstos en el pacto de estabilización del 15 de mayo al 15 de septiembre y ayuda para inversiones en el campo de la digitalización. Ciertas ayudas pueden llegar hasta los 800,000 euros. También el apoyo a abogados y aprendices con una revaluación del 10% de las tarifas de asistencia legal, duplicando el subsidio por costo de vida, la sostenibilidad de la licencia de apoyo familiar, etc.

El buen uso del desempleo parcial ha ayudado a mantener la cohesión social”, dijo Dan Kersch, Viceprimer Ministro y Ministro de Trabajo.

Para el Ministro de Trabajo, Dan Kersch, el uso correcto del desempleo parcial ha evitado un desastre. “En Estados Unidos, como nosotros, tenían un 5% de desempleo. Ahora creemos que alcanzarán el 25%”, dijo.

La medida ha costado 725 millones, se han realizado 32,000 solicitudes y se han pagado 325,000 salarios a través de esto. «El desempleo parcial o temporal ha sido el instrumento para mantener la cohesión social«, dice Dan Kersch.

 

Paro parcial mantenido hasta finales de 2020

Las medidas de desempleo parcial se mantendrán hasta fin de año y el sistema de avance seguirá vigente. El desempleo coyuntural a corto plazo a causa del Covid-19, evolucionará hacia el desempleo parcial estructural, lo que se simplificará, porque «nadie puede pretender que las empresas no se enfrentan a cambios«.

El plan propone garantizar el acceso al desempleo parcial estructural simplificado a las empresas afectadas por la crisis pandémica y que se han beneficiado del desempleo parcial por «fuerza mayor debido al Covid-19«, a partir de julio. Por ello se deduce que las empresas deben presentar un plan de recuperación, o incluso un plan de retención de empleo, autorizando despidos en el sistema estructural de desempleo parcial, pero que deben evitarse en la medida de lo posible. Hay que tener en cuenta que las empresas se beneficiarán de un procedimiento digital simplificado, incluso ultra simplificado. Esto les permitirá reorganizarse para adaptarse gradualmente a la situación posterior al Covid-19.

Finalmente, la recuperación económica también requerirá un estado ambicioso. “No vamos a reducir el gasto público, sería una muy mala idea. Por el contrario, aumentarán un 6,3% en 2021. Ningún otro país está haciendo esto en Europa”, asegura François Bausch.

 

Medidas orientadas a la sostenibilidad

Convencido de que, más que nunca, es necesario ir en la dirección de la sostenibilidad, el ministro Déi Gréng detalló una lista de medidas ecológicas:

  • El Prime House para la modernización energética de los edificios aumentó en un 50% para los contratos firmados desde el 20 de marzo y hasta el 21 de marzo de 2021, el trabajo puede realizarse hasta finales de 2022.
  • Un «aumento del 25% en la ayuda» si reemplaza su calefacción con un sistema basado en energías renovables.
  • Un bono del 25% por reemplazar la caldera.
  • La ayuda para instalaciones fotovoltaicas por encima de 30kW ahora será accesible para todos.
  • Se está desarrollando un programa de subsidios para estaciones privadas de carga eléctrica, complementario a la Red Chargy, dirigido a usuarios que desean cargar su vehículo en casa.
  • Se desarrollará una red de estaciones de carga rápida.

«Estas son medidas que serán beneficiosas para el sector de la construcción» al mismo tiempo que para el planeta.

Estas ambiciosas medidas son «esenciales» para el gobierno. Por supuesto, puede revisarse en caso de reanudación de la epidemia. Un grupo de trabajo está estudiando esta situación que nadie quiere. Porque, como señaló François Bausch al mirar a Pierre Gramegna, «no podemos permitir un confinamiento cada tres meses«.

 

Fuente: Paperjam.lu

Luxemburgo lanza otros 800 millones de euros como parte del plan de recuperación de virus

Las nuevas medidas incluyen ayuda para empresas y bonos de hotel para impulsar la industria del turismo.

Luxemburgo lanzará entre 700 y 800 millones de euros en ayudas para empresas como parte del plan de recuperación económica del país después de que estas hayan sufrido un confinamiento nacional establecido hace dos meses para contener la propagación del coronavirus.

El paquete recientemente anunciado incluye ayudas para compensar las pérdidas financieras, cupones para gastar en hoteles para impulsar la industria del turismo y detener los aumentos de alquileres.

«Hoy no podemos decir que hemos ganado la lucha contra el virus«, dijo el primer ministro Xavier Bettel durante la conferencia de prensa del miércoles. «Pero hemos reducido los efectos del virus. Hemos optado por la estrategia correcta, estoy seguro de que tomamos la decisión correcta«.

Bettel cerró el país el 16 de marzo, cerrando tiendas, excepto las de productos alimentarios, y todos los restaurantes y hoteles. Si bien la mayoría de las tiendas ahora han abierto sus puertas nuevamente, los restaurantes, bares y hoteles aún siguen cerrados.

Un nuevo plan multimillonario, que se suma a un paquete de rescate que ya esperaba alcanzar un presupuesto de 10.500 millones de euros, tiene como objetivo mantener empleos y mantener a las empresas a pesar de la falta de ingresos y una menor necesidad de personal en los últimos meses.

Las empresas que han sido muy afectadas recibirán 1.250 € por mes. Las personas que reciben un subsidio por costo de vida obtendrán el doble de la cantidad por el resto del año, mientras que los residentes y trabajadores transfronterizos, recibirán un cupón para pasar una noche en un hotel de Luxemburgo para impulsar el turismo. Los propietarios no podrán aumentar los alquileres hasta el final de este año.

La crisis de salud ha impedido que las personas que ya estaban desempleadas pudieran encontrar trabajo el mes pasado. La agencia de desempleo ADEM declaró que la gran cantidad de desempleados en abril se debió principalmente a que había menos personas que encontraban trabajo en lugar de que más personas inscritas en los beneficios de desempleo.

Un total de 1.796 personas nuevas se registraron, un 18% menos que en abril del año pasado. Pero solo 884 personas terminaron sus beneficios después de encontrar un nuevo trabajo el mes pasado, en comparación con 2,512 en abril de 2019. Hubo 1,895 vacantes el mes pasado, 43% menos que en el mismo mes del año pasado.

Bettel declaró que podrían surgir más medidas para levantar el bloqueo la próxima semana. También dejo entrever que los restaurantes podrían reabrir el 1 de junio si la propagación de la enfermedad se mantenía controlada, pero repitió que la fecha aún es incierta.

«El ministro de Asuntos Exteriores, Jean Asselborn, ha estado en conversaciones con Francia y Bélgica para ver cuándo se volverán a abrir las fronteras«, dijo Bettel. No se ha acordado ninguna fecha, pero Luxemburgo esperaba que Bélgica abriera antes que Francia, que permanecerá completamente cerrada hasta el 15 de junio.

«Mirando hacia atrás, esta crisis nos ha mostrado hasta qué punto es difícil tomar medidas sin saber si tienen razón o no. Tuvimos que actuar rápidamente. Las cifras nos muestran que hemos evitado una gran catástrofe«, dijo la ministra de Salud, Paulette Lenert en la conferencia de prensa.

«Teníamos un objetivo: romper la mano. Ahora nuestro objetivo es reintroducir la normalidad reduciendo gradualmente estas medidas«.

 

Fuente: Luxtimes.lu