Noticias relacionadas con el corona

Oportunidades Comerciales en Bélgica y Luxemburgo tras el COVID-19

El COVID-19 ha tenido un impacto dispar en Bélgica y Luxemburgo marcado por un confinamiento laxo y una apuesta decidida de las instituciones por apoyar a sus empresas y proteger el empleo. Esta crisis sanitaria ha sido sin duda un factor disruptivo muy relevante que ha puesto de manifiesto determinadas tendencias previas en ambos mercados. Es por ello que, pese a la limitada incertidumbre, numerosas ventanas de oportunidad parecen ir tomando forma en Bélgica y Luxemburgo en los próximos meses lo que hace de estos países un destino muy interesante para las estrategias de internacionalización de las empresas españolas.

En este contexto, la Cámara ha desarrollado una serie de colaboraciones con diversas cámaras territoriales españolas para presentar los mercados belga y luxemburgués a las empresas españolas. En particular se realizaron presentaciones para la Cámara de Comercio de Pontevedra, Vigo y Villagarcía de Arousa, Madrid Network y las Cámaras de Comercio de Zaragoza y de Mallorca. A lo largo de estos webinarios se presentaron los principales sectores de interés en cada país y se dieron una serie de recomendaciones a las compañías interesadas en internacionalizar su producto o servicio.

La internacionalización de las empresas será pieza clave para la supervivencia de las mismas en la situación post-Covid.

Durante los meses de septiembre y octubre, la Cámara tiene previsto nuevas presentaciones.

Estas son las fechas:

  • En colaboración con la Cámara de Comercio de Huelva, 15 de septiembre a las 12:00
  • En colaboración con la Cámara de Gran Canarias, 17 de septiembre a las 11:00
  • En colaboración con las Cámaras de Avilés, Gijón y Oviedo, 30 de septiembre a las 11:00
  • En colaboración con la Cámara de Comercio de Huesca, 01 de octubre a las 9:00.
  • En colaboración con la Cámara de La Rioja, 06 de octubre a las 9:30.

El Comité de Concertación interinstitucional amplía la obligación de llevar mascarilla en Bélgica

El Comité de Concertación interinstitucional se reunió el pasado jueves 9 de julio en presencia de los miembros del Grupo de Expertos a cargo de la Exit Strategy (GEES). En esta ocasión, estos últimos presentaron un nuevo informe a los dirigentes políticos en el que recomendaban ampliar el uso obligatorio de la mascarilla. Están de acuerdo con la opinión emitida por el Consejo Superior de Salud. Sobre esta base, el Comité de Concertación ha decidido ampliar el uso obligatorio de la mascarilla, siguiendo así las nuevas recomendaciones de la GEES.

Cabe señalar que el uso de la mascarilla ya era obligatorio en un número limitado de situaciones, como por ejemplo en el transporte público o en el ejercicio de una profesión con contacto estrecho con el público (peluquería, etc.).

A partir del sábado 11 de julio, el uso de la mascarilla también será obligatorio:

  • en tiendas y centros comerciales;
  • en cines, teatros, salas de conciertos, salas de conferencias, auditorios, lugares de culto, museos y bibliotecas.

Esta lista podría cambiar a lo largo del tiempo, en función de la situación epidemiológica en Bélgica. El uso de la mascarilla sigue siendo recomendable en otras situaciones.

Los ciudadanos que no cumplan con la obligación de llevar mascarilla en los casos mencionados anteriormente podrán ser sancionados penalmente según lo establecido en el decreto ministerial. Además, este contemplará específicamente la posibilidad de cerrar los establecimientos que violen reiteradamente las normas vigentes.

Como recordatorio, la mascarilla no es obligatoria para los niños menores de 12 años. También se prevén disposiciones especiales para las personas que no pueden llevar mascarilla por razones médicas.

Un Consejo Nacional de Seguridad Electrónica ratificará esta decisión el viernes 10 de julio.

Las autoridades recuerdan e insisten en que la mascarilla es una protección adicional que no prescinde de las seis «reglas de oro» del desconfinamiento, a saber:

  • Aplicar las medidas de higiene como el lavado regular de las manos;
  • Fomentar las actividades al aire libre;
  • Prestar especial atención a los grupos vulnerables;
  • Mantener una distancia de seguridad de 1,5m en la medida de lo posible;
  • Limitar el número de contactos (15 personas por semana);
  • Limitar el tamaño de las reuniones (15 personas).

Estas seis reglas de oro siguen siendo la primera línea de defensa contra el virus.

Extensión del acuerdo con Bélgica sobre la afiliación a la seguridad social de los trabajadores transfronterizos respecto al teletrabajo hasta el 31 de agosto de 2020

Desde el comienzo de la pandemia del COVID-19 en Luxemburgo, muchas compañías han implementado medidas para aumentar el uso del teletrabajo. Sin embargo, trabajar desde el hogar de los trabajadores fronterizos puede tener consecuencias para su afiliación a la seguridad social en virtud de las disposiciones de la legislación europea sobre la coordinación de los sistemas de seguridad social de los Estados miembros.

Romain Schneider, Ministro de Seguridad Social, por lo tanto, desde el comienzo de la crisis, se contactó con sus homólogos belgas, alemanes y franceses para encontrar un acuerdo para evitar un cambio de afiliación si se superaba un cierto umbral (25% según la regulación europea) para los trabajadores y empleados que podrían verse afectados. Tras estos contactos, se decidió que, en vista de la situación excepcional actual, los días de teletrabajo vinculados a la crisis del COVID-19 no se tendrían en cuenta para la determinación de la legislación de la seguridad social aplicable a los trabajadores en cuestión, y por lo tanto no tendría influencia en su afiliación a la seguridad social.

Este acuerdo acaba de extenderse con Bélgica hasta el 31 de agosto de 2020. Con respecto a Francia y Alemania, pronto debería llegar una respuesta oficial.

Romain Schneider señala: «La extensión de este acuerdo es un fuerte gesto de solidaridad de nuestros países vecinos. El teletrabajo es una herramienta importante en la lucha contra la propagación del COVID-19, por lo que las empresas y los empleados deben poder continuar sin sufrir ninguna consecuencia indeseable. Estoy seguro de que Francia y Alemania también apoyarán este enfoque al extender el acuerdo que hemos tenido hasta ahora«.

 

Comunicado del Ministerio de Seguridad Social

 

Fuente: Gouvernement.lu

Lanzamiento de la fase 4 de desconfinamiento a partir del 1 de julio en Bélgica

Comunicado de prensa de Sophie Wilmès, primera ministra

El Consejo de Seguridad Nacional extendido con los Ministros-presidentes de las regiones, acordó pasar a la fase 4 del desconfinamiento desde el 1 de julio, en base al acuerdo de los expertos del GEES fundamentado en la buena evolución de la situación epidemiológica.

Las seis reglas de oro siguen vigentes:

  • Respeto a las normas de higiene.
  • Priorizar las actividades al aire libre.
  • Tomar precauciones adicionales para aquellos en riesgo.
  • Respeto a la distancia de seguridad.
  • La regla de la “burbuja extendida” que aumenta de 10 a 15 personas diferentes por semana además de las personas convivientes. Como recordatorio, este derecho es individual.
  • Las actividades grupales no pueden exceder las 15 personas, niños incluidos. Esto se aplica a todas las reuniones no supervisadas, independientemente de si se realizan en un domicilio o en el exterior.

Podrán abrir bajo ciertas condiciones:

  • Piscinas y centros de bienestar.
  • Parques de atracciones y parques infantiles cubiertos.
  • Teatros y cines.
  • Casinos y salas de juegos.
  • Salas de congresos.
  • Salones de recepción y fiesta con un máximo de 50 personas.

Entre las condiciones está la aplicación de protocolos. Además, se aplicarán las normas generales que ya están vigentes para otras actividades, como el respeto obligatorio de la distancia de seguridad, el establecimiento de franjas horarias y la gestión de multitudes, la limpieza de la infraestructura y el uso de mascarillas bucales, que sigue siendo muy recomendable.

Actividades que no pueden reiniciarse en esta etapa:

  • Actividades ligadas a la vida nocturna como discotecas.
  • Eventos masivos.

Sin embargo, será posible organizar actividades a partir del 1 de julio en presencia de una audiencia, bajo ciertas condiciones que se establecen en los protocolos.

Para los eventos regulares organizados en estructuras permanentes como teatros, cines, galerías, salas de congresos, se elaborarán protocolos con los ministros competentes y expertos del GEES.

Para eventos específicos en el espacio público, el 1 de julio estará disponible una herramienta en línea y servirá como referencia para las autoridades locales en la concesión de autorizaciones para estos eventos. También se deberán aplicar reglas específicas.

Para todos estos eventos, hay un límite de capacidad establecido en:

  • 200 personas en interiores.
  • 400 personas en exteriores.

Este límite de capacidad se reevaluará en agosto a 400 personas en interiores y 800 en exteriores como máximo, si la situación sanitaria lo permite. Se podrá solicitar una excepción para infraestructuras permanentes con público sentado para superar este límite, respetando las normas sanitarias.

El número máximo de participantes en el exterior también se aplicará a las manifestaciones. Estos siempre deben estar sujetos a una solicitud de autorización de las autoridades locales. En cualquier caso, siempre deben ser estáticos y tener lugar en un lugar donde se puedan respetar las distancias de seguridad.

Paralelamente, además de la reanudación de estas actividades, ciertos protocolos se relajarán a partir del 1 de julio:

  • Posibilidad de acceder a las tiendas con personas de su burbuja de contacto y sin límite de tiempo. La distancia de seguridad seguirá aplicándose.
  • Eliminación del límite en el número de puestos para los mercados. Los protocolos y reglamentos de salud deben seguir aplicándose.

Con respecto al próximo Día Nacional, se decidió que el tradicional desfile militar y civil tomaría otra forma excepcionalmente para cumplir con las normas sanitarias. De hecho, diferentes actuaciones artísticas en lugares simbólicos destacarán a nuestro país y sus artistas y se transmitirán por televisión. La comunicación detallada se realizará más adelante.

Sobre las perspectivas a más largo plazo, el inicio del año escolar ya está en plena preparación. Los ministros de educación, en colaboración con los expertos de GEES, han establecido un sistema de códigos de color que indica cómo debe organizarse la escuela de acuerdo con la situación sanitaria. Los ministros de educación explicarán el plan con más detalle en una conferencia de prensa.

 

Fuente: Info-coronavirus.be

Acuerdo alcanzado en gabinete limitado: aquí están las nuevas medidas en el plan de ayuda federal

El viernes por la noche, se llegó a un acuerdo dentro del «superkern», el Gobierno Federal y a las diez partes que apoyan los poderes especiales destinados a luchar contra el Covid-19, tras varias horas de reunión. El texto no fue validado por el N-VA. El partido nacionalista flamenco no firmó el comunicado conjunto enviado poco antes de las 22:00.

«El acuerdo de hoy refuerza las medidas sociales y ambientales adoptadas la semana pasada. Las propuestas sinsentido impulsadas por la N-VA han sido completamente rechazadas», dijo en Twitter el copresidente de Ecolo Jean-Marc Nollet.

El 6 de junio, las diez partes aprobaron un primer conjunto de medidas. Posteriormente se acordó identificar en un segundo paso qué podría complementar este sistema. Ese es el trabajo el que se llevó a cabo durante la reunión este viernes.

Las nuevas medidas de apoyo que son objeto de un acuerdo pueden clasificarse en dos categorías, indica el comunicado de prensa firmado por los partidos gubernamentales (MR, Open Vld y CD&V), con el apoyo de los socialistas (PS y sp.a), ambientalistas (Ecolo-Groen), CD&V, cdH y Défi.

 

La primera categoría se refiere al apoyo a la inversión.

  • El superkern ha decidido establecer un nuevo sistema temporal de refugio fiscal Covid-19 hasta el final del año, abierto a todas las PYME que han sido afectadas por la crisis del Covid-19.
  • Se proporciona una deducción de inversión aumentada en un 25% para las inversiones realizadas entre el 12 de marzo y el 31 de diciembre de 2020.
  • Los nueve partidos también han decidido aumentar la deducibilidad de los gastos relacionados con la organización de eventos y catering del 50 al 100% hasta el 31 de diciembre.
  • El superkern también ha decidido suspender el pago del IVA de diciembre de 2020 y aumentar del 10 al 20% la participación de los ingresos netos que pueden beneficiarse de la reducción de impuestos por subvenciones.
  • Al mismo tiempo, la reducción de impuestos para las donaciones hechas en 2020 a instituciones aprobadas disminuirá del 45 al 60%.

 

La segunda categoría se refiere a la organización del trabajo, según el comunicado.

  • Los nueve partidos han decidido crear un desempleo Corona adaptado, que consiste en una transición entre el desempleo temporal debido a la fuerza mayor Corona y el desempleo económico clásico. Este desempleo económico de transición se puede utilizar si la empresa demuestra una caída del 10% en su facturación. El trabajador seguirá dos días de capacitación por mes de desempleo y continuará recibiendo el 70% de su último salario máximo.
  • También se decidió ofrecer a las empresas en reestructuración o en dificultades la posibilidad de reducir las horas de trabajo en espera de la reanudación de la actividad normal y para evitar despidos, ya sea a través de un reducción colectiva del tiempo de trabajo, ya sea a través del sistema de crédito por tiempo, o por medio del crédito por tiempo al final de la carrera, cuya accesibilidad se reducirá de 57 a 55 años.
  • Además, el permiso parental Corona se extenderá hasta el 30 de septiembre con un subsidio aumentado al 150% para familias monoparentales y familias con un niño con una discapacidad.
  • También se decidió facilitar el reembolso de los costes incurridos por los trabajadores de teletrabajo, hasta un máximo de 127 euros por mes.

 

Además de estas medidas, también se llegó a un acuerdo para liberar un sobre de 100 millones de euros para el CPAS que se dedicará a las personas en dificultades a fin de extender el beneficio de las medidas sociales decididas durante la reunión anterior a un público más amplio, especialmente desde el punto de vista de la pobreza energética. Para cubrir los costes operativos vinculados a una carga de trabajo adicional, el CPAS recibirá una ayuda adicional de 10 millones de euros.

 

Fuente: Rtl.be

Acuerdo entre los interlocutores sociales sobre las condiciones para conceder el desempleo parcial en el marco de la salida del estado de crisis

Bajo la presidencia conjunta de Dan Kersch, Ministro de Trabajo, Empleo y Economía Social Solidaria, y Franz Fayot, Ministro de Economía, los interlocutores sociales representados por un lado por la Presidenta del OGBL Nora Back y el Presidente de LCGB, Patrick Dury, y, por otro lado, el Presidente de UEL, Nicolas Buck, acordaron en una reunión el pasado 9 de junio las nuevas modalidades para otorgar el desempleo parcial a empresas afectadas por la crisis del COVID-19.

Con el fin del estado de crisis, los procedimientos de emergencia establecidos para ayudar a las empresas a través de un mecanismo especial de desempleo parcial por «fuerza mayor COVID-19» expirarán. En la reunión se acordó que las empresas afectadas por la crisis de salud deberían seguir recibiendo apoyo a través del desempleo parcial, preservando la mayor cantidad de empleos posible.

Teniendo en cuenta que un buen número de empresas continuará sufriendo los efectos negativos de la crisis de salud más allá del final del estado de crisis, ya se ha decidido continuar apoyándolas con el instrumento de desempleo parcial hasta el final del año en curso.

Para tener en cuenta el hecho de que ciertos sectores se han visto más gravemente afectados y retrasarán el regreso al mismo nivel de actividad que antes de la crisis de salud o no lo lograrán en un futuro cercano, fueron acordadas cuatro formas posibles de poder beneficiarse del desempleo parcial:

 

  1. Las empresas industriales continuarán beneficiándose del esquema cíclico de desempleo de corta duración para poder reaccionar ante las perturbaciones en los mercados internacionales. Al aplicar el sistema de desempleo parcial de fuentes cíclicas, las empresas industriales se comprometen a no despedir trabajadores por razones económicas.
  2. Los interlocutores sociales han reconocido la situación particularmente difícil de las empresas en sectores vulnerables que siguen estando fuertemente afectadas por la crisis del COVID-19. Por lo tanto, las empresas de los sectores de hostelería, turismo y eventos podrán beneficiarse del acceso rápido al desempleo parcial de una fuente estructural, sin limitar el número de empleados que tendrán derecho a él. En caso de necesidad, estas empresas podrán recurrir a despidos económicos dentro del límite máximo del 25% de sus empleados hasta el 31 de diciembre de 2020. Los interlocutores sociales han insistido explícitamente en el hecho de que las disposiciones de jurisdicción general previstas por el Código del Trabajo relativas en particular al despido colectivo siguen siendo plenamente aplicables. Los interlocutores sociales han acordado que, en caso de un retorno a una mejora de la actividad, las empresas que han llevado a cabo despidos deben, en caso de contratación posterior de personal, volver a contratar con prioridad a sus antiguos empleados despedidos.
  3. Las empresas afectadas por la crisis de salud, además de las empresas industriales y las de sectores vulnerables, también pueden recurrir al trabajo a corto plazo desde fuentes estructurales por la ruta acelerada proporcionada, sin embargo, sin despedir a los trabajadores. Esta medida tiene como objetivo preservar los trabajos en las empresas involucradas lo mejor posible. En este caso, sin embargo, el número de empleados cubiertos por desempleo parcial no puede exceder el 25% en los meses de julio y agosto, el 20% en septiembre y octubre y el 15% en noviembre y diciembre. En este contexto, se entiende por empleado cada empleado que ha sido declarado parcialmente desempleado durante el mes actual, independientemente de la cantidad de horas de desempleo parcial.
  4. Finalmente, las demandas de las compañías en sectores vulnerables que despiden a más del 25% de sus trabajadores, así como las de todas las otras compañías que desean hacer despidos, deberán presentar una solicitud «tradicional» de desempleo parcial.

 

De hecho, se acordó en estas situaciones que la admisión al régimen de desempleo parcial solo se podía otorgar si las empresas procedían al establecimiento de planes de reestructuración. Estos planes se establecerán en forma de un plan de recuperación en el caso de pequeñas empresas de menos de quince personas, respectivamente, y en forma de un plan de retención de empleo de acuerdo con las disposiciones del Artículo L. 513 -1 y siguientes del Código del Trabajo para empresas que emplean a más de quince empleados.

Los interlocutores sociales expresaron su voluntad de negociar en la medida de lo posible los planes sectoriales de retención de empleo para poder utilizar el instrumento de préstamo laboral temporal.

Todas estas propuestas de desempleo parcial fueron aprobadas por el Gobierno en el Consejo.

El Comité Económico también se reserva el derecho de dar aviso negativo a las solicitudes de compañías que claramente no se ven afectadas en absoluto o solo ligeramente por la crisis de salud.

La secretaría del Comité Económico está en proceso de implementar, en colaboración con los servicios del Centro Estatal de Tecnología de la Información (CTIE) y ADEM, aplicaciones informáticas para enviar solicitudes como se describe arriba electrónicamente a través de la plataforma myGuichet.lu.

La información precisa para las delegaciones de empresas, personal y empleados se preparará rápidamente y se pondrá a disposición en el sitio web Guichet.lu.

 

Comunicado por el Ministerio de Economía / Ministerio de Trabajo, Empleo y Economía Social y Solidaria

 

Fuente: Gouvernement.lu

Acuerdo en Kern+10 sobre las medidas de apoyo al poder adquisitivo de los belgas y a los sectores con más dificultades

Tras la reunión del Consejo de Ministros en el que participaron también las diez formaciones políticas que apoyan al gobierno federal, se aprobaron una serie de medidas de apoyo correspondientes a la tercera parte del Plan Federal de Protección Social y Económica.

El primer «paquete» se refiere a las medidas que ya había adoptado el gobierno federal y que se prorrogarán más allá de su plazo inicial. Las medidas más importantes son:

  • Desempleo temporal por fuerza mayor «Corona»
  • El derecho de pasarela para los trabajadores autónomos
  • Permiso parental Corona

Estas medidas se prorrogan hasta el 31 de agosto.

También se amplían otras medidas, como la suspensión de la reducción progresiva de las prestaciones por desempleo, el paquete de medidas destinadas a los artistas, la subvención de 3 millones de euros a las CPAS en el marco de ayuda alimentaria y las prestaciones vinculadas a las donaciones de material informático para las escuelas.

Se han definido cuatro medidas de apoyo específicas para los sectores con mayores dificultades, incluido el HoReCa, con el fin de paliar las consecuencias socioeconómicas que pueden derivarse de una recuperación gradual de su actividad. Se trata de:

  • Una extensión y mejora del derecho de transición hasta el 31 de agosto de 2020 y prorrogable hasta el 31 de diciembre de 2020
  • En paralelo, una extensión del desempleo temporal hasta el 31 de diciembre de 2020
  • Con el fin de permitir a los establecimientos de hostelería mejorar su situación financiera, una reducción del IVA al 6% hasta el 31 de diciembre de 2020 en todas las prestaciones de servicios, excepto las bebidas alcohólicas
  • En los sectores más afectados que han tenido que recurrir al desempleo temporal, se ha llegado a un acuerdo para conceder una exención parcial del pago de la retención en origen sobre los ingresos salariales durante los tres próximos meses, para fomentar el regreso de los trabajadores que actualmente se encuentran en situación de desempleo temporal.

En cuanto a la solvencia de las empresas, se ampliará la medida de garantía bancaria. Las modalidades de ampliación del alcance de la intervención a las PYMES se debatirán próximamente en el Parlamento. Las propuestas de apoyo a los artistas también serán discutidas la próxima semana.

El poder adquisitivo de los belgas también ha estado en el centro de la discusión. La intención de los participantes es poder crear una dinámica positiva, en primer lugar, a favor de los ciudadanos, pero también a favor de la actividad económica del país.

  • El empleador podría conceder un Cheque para el Consumo de 300 euros destinado a los sectores más afectados por la crisis para la compra de bienes y servicios en sectores como la hostelería, la cultura, etc. Este cheque será 100% deducible y libre de impuestos.
  • Una ayuda social complementaria de 6×50 euros (mensual) a los beneficiarios de un ingreso de integración social, a las personas discapacitadas y a los pensionistas que se benefician de la Grapa. Esta ayuda excepcional a las familias más vulnerables les permitirá hacer frente a las dificultades.
  • Todo residente en Bélgica podrá beneficiarse de un abono ferroviario de 10 viajes (SNCB) válido del 1º de julio al 31 de diciembre de 2020. El coste adicional de la bicicleta será anulado temporalmente.

Además, se ha acordado proporcionar apoyo adicional a la CPAS mediante un nuevo aumento temporal de la tasa de devolución del 15% de la intervención federal.

Además de este primer paquete de medidas que se ha aprobado, los diez partidos acordaron continuar las conversaciones para determinar medidas de apoyo adicionales que podrían complementar de forma útil este primer paquete.

 

FUENTE: Premier.be

La última prórroga del estado de alarma abre el camino hacia una nueva normalidad que todavía es una incógnita

El Ministerio de Sanidad dará potestad a partir del lunes, 8 de junio, a los líderes regionales que gobiernen sobre territorios en fase 3 de la desescalada para decidir sobre la flexibilización, modificación e incluso duración de sus medidas. El estado de alarma continúa, pero la nueva y última prórroga, aprobada este miércoles y que estará vigente hasta el 21 de junio, traslada las competencias a las autonomías y podrán, incluso, alcanzar antes de tiempo la que se ha llamado ‘nueva normalidad’. Un escenario que todavía no está definido pero cuyas «medidas de prevención, contención y coordinación» se concretarán el martes en un decreto ley, según ha expuesto Pedro Sánchez en el Congreso.

En ese documento están trabajando actualmente técnicos de Sanidad y de otros ministerios. Sanidad, no da detalles de momento acerca del proceso, aunque según ha indicado Sánchez el contenido del decreto será abordado antes en un Consejo Interterritorial con todos los consejeros autonómicos que liderará el ministro Salvador Illa. Fernando Simón, director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, ha especificado este miércoles que el texto «se está discutiendo ahora y tenemos que revisarlo, probablemente esta noche«.

El decreto que regulará la ‘nueva normalidad’, la etapa de nuestras vidas que irá desde que acabe el estado de alarma hasta que la COVID-19 esté controlada con una vacuna o un tratamiento muy eficaz, comprenderá no solo medidas sanitarias sino también relacionadas con el transporte y con el comercio”, ha enumerado Simón. En lo que respecta a lo estrictamente sanitario, tendrá que garantizar sobre todo «la capacidad asistencial, la fluidez de los datos, y los suministros«. Illa ha mencionado aspectos que estarán presentes seguro en la cotidianidad de los próximos meses, mientras «aprendemos a convivir con el virus«: «La distancia interpersonal de dos metros, el uso de la mascarilla en las condiciones estipuladas, y la higiene constante«.

 

No bajar la guardia

La ‘nueva normalidad’ no solo llegará a España sino a todos los países atacados por la pandemia, conforme vayan saliendo de la desescalada del confinamiento. Pero ni siquiera la Organización Mundial de la Salud (OMS) puede definir a ciencia cierta en qué consiste. En cualquier caso, el criterio de la OMS y el del Gobierno no siempre ha coincidido: la OMS sigue sin aconsejar mascarillas a toda la población para reservarlas para sanitarios y enfermos, mientras que el Ejecutivo español las ha hecho obligatorias para todo el mundo siempre que no se pueda mantener la distancia de seguridad. Tras el estado de alarma, Sanidad sí que seguirá como mínimo recomendándolas.

«Es muy importante entender que nadie tiene un mapa de la ‘nueva normalidad’. Hablo a nivel mundial. Es un territorio desconocido e inexplorado que está por construir y en el que nunca hemos estado«, ilustra Daniel López-Acuña, ex-director de Acción Sanitaria en Situaciones de Crisis de la OMS y profesor de la Escuela Andaluza de Salud Pública. Lo que está claro es que este nuevo contexto será diferente y deberá manejar un horizonte en el que no sabemos cómo se va a comportar el virus y si se producirá una segunda ola epidémica en otoño que obligue de nuevo a imponer medidas restrictivas.

La ‘nueva normalidad’, esgrime López-Acuña, «significa no bajar la guardia«: ni en lo que a capacidades sanitarias se refiere ni a la «responsabilidad de la población» a la hora de cumplir con las medidas de higiene y seguridad. Es decir, el sistema debería seguir contando con un músculo extra de recursos y vigilancia epidemiológica que permita detectar cadenas de transmisión y controlar los posibles rebrotes mediante la detección precoz y el rastreo y vigilancia de casos y sus contactos. Por otro lado, el especialista apunta a la necesidad de que haya «un marco común a nivel estatal» porque «no puede haber 17 ‘nuevas normalidades’ diferentes«, dice en referencia a las comunidades.

 

Sin aglomeraciones ni eventos de masas

Beatriz González López-Valcárcel, catedrática en Salud Pública que forma parte del comité científico del gobierno canario, reconoce que, todavía sin decreto, no tienen claro en qué consistirá la ‘nueva normalidad’. En los debates, «lo que más nos preocupa en Canarias es por un lado qué hacer con el turismo, que es nuestra forma de vida. Cómo se concilian dos intereses tan contrapuestos: minimizar los riesgos de contagio pero abrir la economía. El virus aquí nos vino de fuera, y sabemos que nos volverá a entrar desde fuera. Por otro, la educación, pasamos hablando sobre cómo hacerlo bastante tiempo. Y claro, cómo volver a la normalidad dentro del propio sector sanitario«.

En cuanto a las interacciones sociales, López-Acuña detalla algunas ideas e incide en que «la conducta del distanciamiento va a tener que continuar y debemos incentivar un comportamiento muy cauteloso«. Coincide López-Valcárcel, que confía más en el «control social, en que todos nosotros como ciudadanos seamos responsables» que en medidas coercitivas que se puedan estipular. Además, el ex-director de Acción Sanitaria en situaciones de crisis de la OMS pone el foco en las residencias de mayores, duramente golpeadas por la pandemia y que al contar con población vulnerable «deberán extremar la vigilancia y las precauciones» también en esta nueva etapa.

Todos los especialistas consultados tienen claro que las grandes aglomeraciones no deben formar parte de esa ‘nueva normalidad’. Ildefonso Hernández, portavoz de la Sociedad Española de Salud Pública (SESPAS) lo resume en que «será un refuerzo de las cuestiones que venimos estableciendo estos meses«, como no reunirse demasiadas personas. «Hasta que no haya vacuna ni concibo que se puedan hacer eventos de masas, ni discotecas. El virus sigue ahí, no se va con el estado de alarma«, señala López-Valcárcel.

 

Reformar la Ley de Salud Pública

Otra gran incógnita es cómo se ejecutará exactamente la regulación de la ‘nueva normalidad’. Hay varias vías, pero habiendo adelantado que será por decreto ley, Juan Luis Beltrán, presidente del Consejo de la Transparencia de Navarra y ex-presidente de la Asociación de Juristas de la Salud, apuesta por una modificación de la Ley General de Salud Pública de 2011: «Es una norma idónea para esto que se puede modificar y ampliar, para eso está. Puede contemplar todo lo que no sean restricciones de derechos fundamentales«. Así que añadirle párrafos bastaría para legislar sobre mascarillas, aglomeraciones y servicios sanitarios, explica, bajo pena de sanción administrativa para los ciudadanos si no se cumple y que aplicarán las comunidades como autoridades sanitarias ya sin estado de alarma.

«La propia ley apela a la responsabilidad individual, con sanciones altas de miles de euros«, continúa Hernández. Aunque se pensó para cosas de no tanta trascendencia como las actuales, motivo por el que todos concuerdan en que requeriría ampliarse. Es una Ley General así que no vale para medidas que restrinjan derechos fundamentales, como en el caso de que en algún momento haya que volver a confinar territorios. Para eso habría que recurrir, según el criterio de Juan Luis Beltrán, a la Ley Orgánica de Medidas Especiales en Salud Pública, de 1986, que ya incluye la posibilidad de aislar a gente por motivos de salud «pero no comunidades enteras, sino zonas con brotes. Por ella se pudo, por ejemplo, poner en cuarentena a gente en febrero en un hotel de Tenerife. Para que pueda limitar derechos fundamentales también habría que ampliarla, pero sería otro proceso: el Gobierno tendría que solicitar una modificación por vía urgente al Congreso«.

 

Fuente: Eldiario.es

Medidas adoptadas por el Consejo de Seguridad Nacional del 3 de junio de 2020

El miércoles 3 de junio, el Consejo de Seguridad Nacional, ampliado para incluir a los Ministros-Presidentes, aprobó la transición a la Fase 3 del plan de desconfinamiento a partir del 8 de junio. Como muestran los informes diarios de las autoridades sanitarias, los indicadores de salud son alentadores. Por lo tanto, los expertos han dado luz verde para comenzar esta nueva fase.

Esto implica un cambio sustancial en el enfoque respecto de las reglas que han estado vigentes hasta ahora. Desde el cambio de fase, la libertad es la regla y las prohibiciones pasan a ser la excepción.

Permanecerán prohibidas determinadas actividades que implican un contacto demasiado estrecho entre personas o reuniones masivas; se aplicará además a aquellos casos dónde todavía no se han definido protocolos, es decir, reglas específicas para un sector.

Este nuevo enfoque debe entenderse en dos niveles. Primero, el comportamiento individual (¿Cómo debo comportarme conforme a mi renovada libertad?) Y segundo, el marco regulatorio aplicable a las actividades organizadas (¿Qué protocolos deben aplicar los profesionales al organizar actividades?).

 

  1. En cuanto al comportamiento individual, hay seis reglas de oro:
  • Las medidas de higiene siguen siendo esenciales.
  • Se deben favorecer las actividades al aire libre siempre que sea posible. Cuando sea necesario, las habitaciones deben estar adecuadamente ventiladas.
  • Se deben tomar precauciones adicionales para las personas de alto riesgo. Se está desarrollando una carta para las personas mayores que realizan voluntariados para proporcionarles más claridad sobre las actividades en las que pueden participar de manera segura.
  • Las reglas con respecto a la distancia de seguridad continúan aplicándose, excepto para personas dentro de la misma familia, para niños menores de 12 años y para personas con quienes hay un contacto más cercano, es decir, la “burbuja extendida”. Aquellos que no pueden respetar la distancia de seguridad deben usar una mascarilla.
  • Es posible tener un contacto más cercano con 10 personas diferentes cada semana, además de los miembros de la familia (“burbuja personal extendida”). Este es un derecho individual. Estas 10 personas pueden cambiar de una semana a la siguiente.
  • Las reuniones grupales están limitadas a un máximo de 10 personas, incluidos niños. Esto se aplica a todas las reuniones, independientemente de si tienen lugar en casa o al aire libre (por ejemplo, en el parque o en un restaurante).
  • Los deportes organizados y ahora también las actividades culturales supervisadas por una persona a cargo se limitan a 20 personas en junio y 50 personas en julio, siempre que se mantenga la distancia de seguridad.

 

  1. Sobre el marco regulatorio:
  • Se reanudan todas las actividades organizadas, a menos que el reinicio se planifique en otra fase, con protocolos que protejan tanto a los usuarios como al personal. Estos protocolos son determinados por el Ministro competente, después de consultar al GEES y al sector en cuestión, en el caso de cuestiones Norte-Sur, con un enfoque interfederal.
  • Los protocolos serán evaluados antes del 1 de julio. Si no hay un protocolo para un subsector, se deberán remitir al documento en línea con reglas generales de mínimos.
  • Se recomienda trabajar desde casa siempre que sea posible.
  • Las industrias de la sanidad, el deporte y la cultura son las principales industrias donde se han tomado decisiones importantes.

 

Industria de la sanidad

La industria puede reabrir parcialmente. Las salas de juego (por ejemplo, casinos), banquetes y salas de recepción no podrán volver a abrir hasta el 1 de julio. En cuanto a las salas de banquetes y recepciones, se les permitirá operar con un máximo de 50 personas presentes, sujeto a las mismas condiciones que la hostelería. No se permite la apertura de discotecas antes de finales de agosto, ya que no se puede garantizar una distancia de seguridad.

Además de estas excepciones, todos los demás establecimientos de hostelería, como cafeterías, bares y restaurantes, volverán a abrir de acuerdo con un protocolo muy preciso.

Las características principales de este protocolo incluyen:

  • Una distancia de 1,50 metros entre las mesas.
  • Un máximo de 10 personas por mesa.
  • Cada cliente debe permanecer sentado en su propia mesa.
  • Los camareros deben usar mascarillas.
  • Todos los establecimientos de hostelería pueden permanecer abiertos hasta la una de la mañana, al igual que las tiendas nocturnas.

 

Industria de la cultura

A partir del 8 de junio, las actividades culturales pueden reanudarse sin una audiencia presente.

Las presentaciones con audiencia, incluidos los cines, se pueden reanudar a partir del 1 de julio, pero sujetas a reglas específicas con respecto a la gestión de multitudes, como respetar la distancia de seguridad en la audiencia y un máximo de 200 asistentes.

Las actividades deben organizarse de tal manera que se eviten las reuniones de demasiadas personas, por ejemplo, fuera del recinto.

Cuando las personas participen en actividades culturales y de ocio, se recomienda usar una mascarilla en todo momento.

Las actividades deportivas y ahora también culturales que son organizadas y supervisadas por una persona a cargo, están limitadas a 20 personas en junio y 50 personas en julio, sujetas a distancias de seguridad.

En estas dos industrias, pero no solo en esas dos, la reapertura gradual y los requisitos asociados harán que sea más difícil operar con ganancias. A nivel federal y regional, además de extender o adaptar las medidas genéricas para apoyar la economía, actualmente están trabajando en una serie de medidas específicas para ayudar a ciertas industrias.

 

Industria del deporte

A partir del 8 de junio, se pueden reanudar las actividades deportivas sin contacto, tanto en interiores como al aire libre, aficionados o profesionales, liga y entrenamiento. Los gimnasios y las salas de fitness también pueden reabrirse, siguiendo un protocolo.

Sin embargo:

  • Los deportes de contacto (por ejemplo, judo, boxeo, fútbol, ​​) siempre deben limitarse al entrenamiento «sin contacto».
  • En lo que respecta a las instalaciones deportivas, los protocolos también deberán seguirse. Los vestuarios y duchas aún no serán accesibles.
  • Las piscinas, saunas y centros de bienestar deben permanecer cerrados en esta etapa.

En cuanto a los deportes, todo se permitirá nuevamente a partir del 1 de julio, siempre que se respeten los protocolos.

Tanto en la industria cultural como en la deportiva, a partir del 1 de julio, se permitirá una audiencia sentada de hasta 200 personas, independientemente del tamaño del lugar, sujeto a distancias de seguridad y siempre en estricto cumplimiento de los protocolos.

 

Servicios religiosos

El culto religioso o las reuniones se pueden reanudar el 8 de junio, sujeto, entre otras, a las siguientes reglas:

  • Las distancias de seguridad deben observarse con un máximo de 100 personas.
  • A partir de julio, este número aumentará a 200, al igual que en las industrias culturales y deportivas.
  • Los rituales con contacto físico todavía no están permitidos.

 

Viajar

A partir del 8 de junio, será posible viajar dentro de Bélgica con viajes que duren uno o más días.

A partir del 15 de junio, Bélgica abrirá sus fronteras para viajar hacia y desde la Unión Europea, incluido el Reino Unido y los otros cuatro países Schengen (Suiza, Liechtenstein, Islandia y Noruega). Sin embargo, depende de cada país decidir si abrir sus fronteras. Para conocer la situación en el país de destino, es aconsejable consultar el sitio web de Asuntos Exteriores de FPS. Las condiciones para viajar fuera de Europa aún no se han definido a la luz de la evolución de los debates a nivel europeo.

 

Ocio y tiempo libre

Las actividades de ocio y tiempo libre están permitidas a partir del 8 de junio, a excepción de las conferencias, los parques de atracciones y los parques infantiles cubiertos, que podrán reabrirse a partir del 1 de julio.

 

Reuniones

Las actividades culturales y de ocio deben organizarse de manera que se eviten grandes reuniones. Se recomienda usar una mascarilla en todo momento.

Las reuniones (por ejemplo, ferias, festivales, etc.) están prohibidas hasta el 1 de agosto y luego se pueden reanudar gradualmente. Los eventos masivos a gran escala, por otro lado, permanecerán prohibidos hasta el 31 de agosto, como se anunció previamente.

A principios del verano, se pondrá a disposición una herramienta de evaluación en línea para los organizadores que quieran saber si pueden organizar un evento y sujeto a qué condiciones.

 

Las fases 4 y 5 de nuestra estrategia de desconfinamiento tendrán lugar en julio y agosto, si la situación epidemiológica lo permite.

 

Fuente: Belgium.be

Más de 4 millones para ayudar al sector cultural luxemburgués

Para hacer frente a la crisis provocada por la pandemia del Covid-19, el Ministerio de Cultura ha elaborado un plan de recuperación para el sector cultural. Se asignarán más de cuatro millones para revivir los diferentes sectores culturales afectados por la crisis.

La crisis del Covid-19 no fue inocua para el sector cultural. Aunque el sector ha sido muy importante en los hogares durante el confinamiento y ha ayudado a muchas personas a superar este difícil hito leyendo, viendo películas o participando en iniciativas digitales, instituciones culturales y artísticas. El sector sin  embargo vive a día de hoy en una situación precaria, incluso difícil.

Es por eso por lo que el Ministerio de Cultura ha propuesto un nuevo plan de recuperación para el sector que complementa la ayuda excepcional ya asignada hasta ahora. Los detalles fueron publicados el miércoles.

 

Un inventario sin gloria

En total, más de cien exposiciones cerradas, más de mil conciertos, festivales y otros eventos cancelados o pospuestos, y más de un millón de espectadores que tuvieron que renunciar a su entrada.

«Estamos atravesando un período difícil, con consecuencias a largo plazo«, dijo Sam Tanson (Déi Gréng), Ministro de Cultura. “El impacto financiero también es muy significativo y las infraestructuras culturales muestran una pérdida del 15 al 30% de sus ingresos, lo que está relacionado con la venta de entradas o la restauración. Esta pérdida puede poner en peligro los ingresos de artistas independientes e intermitentes del espectáculo. Además, el Ministerio de Cultura intervino desde el principio para apoyar al sector, primero otorgando subsidios a proyectos que podrían llevarse a cabo en tiempos de crisis, luego modificando la ley relativa a las medidas sociales para los trabajadores de entretenimiento intermitente y artistas profesionales para apoyar mejor a los creativos en tiempos de crisis «.

Porque no debemos olvidar que la cultura es un sector económico real que da empleo a más de 12,000 personas, lo que representa el 5.3% de los empleos en Luxemburgo. Un sector que cuenta en el equilibrio económico general, pero que también es precario, porque una quinta parte de estos empleos son autónomos y, por lo tanto, se encuentran en una situación de gran fragilidad económica. El 20 de mayo, se decidió que estas ayudas se extenderían hasta el 30 de junio, aumentando así la dotación reservada para artistas y trabajadores intermitentes a 1.2 millones en 2020.

Desde el 11 de mayo, las bibliotecas y museos pueden reabrir, y desde el 29 de mayo, se podrán abrir salas como teatros, cines, centros culturales y salas de conciertos.

Sin embargo, estos lugares deberán respetar las condiciones sanitarias generales, lo que no deja de plantear muchas preocupaciones: el uso de mascarillas obligatorias en los lugares de circulación, sentarse respetando la distancia física, distancia también impuesta para los altavoces en el escenario, etc.

«Cada tres semanas, la situación será revaluada, pero en este momento aún no sabemos cuándo podemos reanudar las actividades como las conocemos«, dijo el Ministro de Cultura. Es por eso por lo que el Ministerio de Cultura está proporcionando un nuevo conjunto de fondos para mitigar los efectos de la crisis, prevenir la precariedad excesiva de los trabajadores culturales, absorber los daños colaterales en los sectores vecinos y permitir que las estructuras se adapten a nuevas medidas para atraer nuevamente a su audiencia.

 

Nueva ayuda para un mejor apoyo

En este contexto, las estructuras y asociaciones culturales pueden presentar una solicitud de compensación para las pérdidas financieras relacionadas con la cancelación o el aplazamiento de un evento, o el cierre de la institución cultural. 1,5 millones están reservados para estas asignaciones.

Los anexos del castillo de Bourglinster ya albergaban un programa de residencia de artistas. Esto se reforzará con una misión de tres años para un colectivo de artistas financiados hasta 100.000 € durante dos años y que se encargarán de la gestión y animación del lugar. El principio de la residencia también se valorará en las instituciones culturales que pueden alojar a un artista durante al menos 6 meses. Para ello, se beneficiarán de ayudas que van desde 15,000€ a 30,000€, por un total de 150,000€ reservado para esta acción.

El ministerio también está aumentando su dotación para la adquisición de obras de arte en 150,000€ que pueden utilizarse para comprar obras de galerías.

Con respecto a la música, se reservan 50,000€ para realizar ocho nuevos musicalesEl teatro se beneficiará de 100.000€ que se utilizarán para escribir obras dramáticas que luego se deben producir en el escenario. La misma cantidad se asigna a la búsqueda de nuevas formas de entretenimiento que satisfagan mejor las limitaciones de las condiciones sanitarias impuestas por el Covid-19.

Finalmente, dos presupuestos muy grandes, cada uno de un millón de euros, están dirigidos, por un lado, a apoyar a los museos regionales para el desarrollo y la mejora de su oferta, y por otro lado a sitios culturales con vocación turística. Detrás de estas dos últimas ayudas, existe un sincero deseo de desarrollar estas estructuras consideradas aún subexplotadas y de enriquecer no solo la oferta cultural, sino también de reforzar la atracción turística en todo el territorio del país. Lo suficiente como para contribuir a largo plazo al «Vakanz Doheem«.

 

Fuente: Paperjam.lu